Fundación Comunitaria del Bajío

Beto, un habitante de la comunidad de Trancas en Dolores Hidalgo, en Guanajuato. Debido a la muerte de su hermano, entra en una depresión que lo lleva al alcoholismo. Su casa está en pésimo estado, sus papás están en una edad avanzada y él es responsable de ellos.  Un primo, que es vendedor de plantas, se acerca a ayudarlo. Lo anima a que comience a trabajar con las plantas. En ese momento, el equipo de la Fundación Comunitaria del Bajío entra a la comunidad, trabajando en el proyecto de desarrollo de la comunidad.

La fundación lo apoya y lo toma de la mano para comenzar a desarrollar juntos su proyecto productivo. Es así cómo mejora su salud, bienestar físico y mental.  Beto, construye  un invernadero y  una casa nueva, se rehabilita totalmente. Ahora cuenta con un negocio establecido y genera empleos. Ha transformado su visión de vida, quiere construir otro invernadero, ser maestro para replicar su caso y que otros jóvenes como él, tengan la oportunidad de cambiar su historia de vida cómo dice su una leyenda puesta en la entrada de su casa: “Que el sueño continúe”. Empoderamos a la  comunidad  y transformamos vidas.

Fundación Comunitaria del Bajío

La Fundación Comunitaria del Bajío es una asociación civil que fomenta y promueve el desarrollo local a partir de la vinculación de la sociedad civil con los sectores académico, empresarial y gubernamental en acciones que, a través de un enfoque educativo transformador, permita a las familias afectadas por la migración alcanzar la sustentabilidad de sus comunidades. Lo anterior, se realiza a partir de la movilización integral de recursos hacia programas enfocados en temas tales como: educación, salud, desarrollo económico, medio ambiente y patrimonio intangible. Estamos ubicados en la ciudad de Irapuato, Guanajuato y contamos con incidencia directa en diez municipios y 15 comunidades rurales.

www.fcbajio.org